Proyectos

Proyectos

P R O Y E C T O S

Voluntariado

El voluntariado al anciano está orientado a su crecimiento espiritual, pues la vejez no ha de ser un freno para vivir con alegría

Nuestras raíces

Los Centros Asistenciales tienen sus raíces en la Causa Pía que fundó Francisco Darder, y en las primeras Darderas, que atendieron a las enfermas del Hospital General de la Santa Cruz. Desde 1731, hemos vivido la práctica del servicio a los más necesitados, desde la atención humana centrada en la persona. 

Con ese espíritu, dirigimos este proyecto solidario hacia todas aquellas personas que, con su compromiso social, deseen contribuir voluntariamente a la mejora de la calidad de vida de las personas necesitadas.

Un voluntario es aquel que, por elección propia y sin esperar nada a cambio, dedica una parte de su tiempo libre a realizar una acción al servicio de otros. En este caso, su actividad se dirige a complementar la intervención del equipo asistencial y de la familia en nuestros centros, sin sustituir, en ninguna circunstancia, las funciones y tareas de los profesionales responsables.

Buscamos personas comprometidas y motivadas, con los siguientes rasgos característicos: discreción y respeto; confidencialidad; equilibrio emocional y actitud empática; paciencia y constancia; amabilidad e intuición; capacidad para escuchar y comunicarse de forma asertiva; gusto por la cooperación y el trabajo en equipo.

Natividad de Nuestra Señora-7129 (1)

NUESTRO RETO

Objetivos del proyecto

Nuestro reto es el de ayudar a las personas mayores a vivir con serenidad esta etapa de su vida y acompañarlas en el paso final de su recorrido. Objetivos de este proyecto:

  • Mejorar la atención integral y la calidad de vida de las personas necesitadas.
  • Crear y suscitar estímulos para salir de la pasividad a la que tan frecuentemente se sienten inclinadas las personas mayores.
  • Favorecer el modelo de atención personal y humana en todas sus dimensiones.

Tareas de voluntariado

  • Promoción de las relaciones interpersonales.
  • Fomentar la comunicación.
  • Colaborar con el equipo asistencial para un soporte emocional óptimo y próximo.
  • Potenciar los procesos de información y relación con el entorno para las personas mayores.
  • Acompañar durante las actividades lúdicas y religiosas.

¿Tienes vocación por ayudar a los que más lo necesitan? ¡Apúntate!